DONDE Y COMO COMPRAR MIS LIBROS

domingo, 24 de noviembre de 2019

BOOKTRAILER DEL LIBRO

PRESENTACIÓN DEL LIBRO




Tras publicar “Versos acantilados” me decidí a afrontar un nuevo reto, un poemario que rompiera las reglas, un libro en el que el pincel y la pluma compartieran un lecho donde engendrar paisajes de belleza perturbadora. Mara Ángeles y yo, nos pusimos a trabajar codo a codo, ella eligiendo sus mejores pinturas y yo, escribiendo nuevos poemas para completar una obra inédita. La selección fue ardua, elegir lo mejor de ambos mundos y buscar a cada uno su contrapunto, su pareja ideal, para enmarcarlas cara a cara en las mismas páginas no fue tarea fácil. Tuvimos una dificultad añadida, había poemas que no cabían en una página, el reto consistía en que la pintura y el verso quedaran encarados y para no amputar ninguna estrofa, tuve que reconstruir la versificación respetando el ritmo y la métrica de cada uno de ellos, el trabajo fue complicado, pero con la colaboración, la corrección de textos y el acicate de Gloria, mi esposa, creo que hemos conseguido cuadrar el círculo.
Mara Ángeles y yo os agradecemos el cariño con que habéis acogido a nuestro recién nacido y esperamos que os haga compañía y os regale esos momentos mágicos que solo el arte puede proporcionar.
Jose Luis Posa

sábado, 23 de noviembre de 2019

LA PÁGINA DE LIBRO EN FACEBBOK







DESDE QUE TE MARCHASTE (Elegía por la muerte de Fran)



Las mareas me empujan, as resacas me arrastran, las olas me revuelcan por la arena, las medusas me laceran el alma. De un tempo a esta parte todo es fugaz como la misma vida, la alegría muda en tristeza y la ilusión se pierde en las fronteras del recuerdo. Los colores palidecen y hasta la luz parece ser opaca. La música me acaricia con sus notas, pero mi mente flota a la deriva, sin rumbo ni destino sin puerto y sin amarre.
El agua ya perdió su azul turquesa y el verde esmeralda de otros tiempos, ahora es agua sin más, gris, salpicada de algas moribundas, putrefactas.
Ni el cine me interesa y hasta los libros se me caen de las manos deshojados y me siento flotar en medio de la ausente nada… o divagar al pairo del hastío.
Desde que nos dejaste, se cerró la puerta y el portazo resuena en mis oídos como un gong que me aturde y desorienta, como un martillazo en los sentidos.
Te llevaste contigo la inocencia, el niño que en mí aún persistía, ahora soy cien siglos más antiguo y las canas arraigan en mi alma, mi espalda se encorva bajo el peso del llanto y mañana es solamente una palabra hueca.

APRENDIZ DE POETA



Si fuera pintor, crearía nuevos colores,
plasmaría el brillo irisado de tus ojos,
la mágica luz de tu cuerpo desnudo
apenas alumbrado por el temblor de una vela.
Si fuera escultor, crearía nuevas materias
de donde extraer la textura sedosa de tu pelo,
el tacto encendido de tu piel acariciada
por las llamas de mis manos viajeras.
Pero solo soy aprendiz de poeta
y las palabras se me escurren entre los dedos
como húmeda arena
cuando intento esculpir
la cálida morbidez de tu vientre,
las esponjas doradas de tus senos,
las boas de tus muslos ciñendo mi cintura,
tu grupa altiva que incita a galoparla
por sendas de locura.
Mi pluma moja en tu cáliz de fuego,
pero la tinta se niega a secarse
y emborrona la hoja de mi deseo hasta hacerla ilegible,
solo mi lengua eleva sin palabras,
embriagada por tus mágicos besos,
una eterna elegía a tu belleza,
una oda a tu cuerpo de diosa,
mientras mis manos
arrojan una tras otra las emborronadas cuartillas
al pozo sin fondo de mi impaciencia.

EL LIENZO DE TU CUERPO





Estás a mi merced, dulcemente entregada como un lienzo en blanco donde plasmar mis fantasías, donde pintar con mis besos un collage al óleo de tus pulpas.
Me recreo en tu desnudez pagana, tus cabellos desbocados, tus ojos encendidos, tus senos galopantes cual jóvenes gacelas, tu vientre jugoso y palpitante… Y bautizo el pincel en tu acuarela perfilando tu cuello torneado, tus labios de guayaba, los racimos maduros que se abren al roce de mi aliento mientras mis dedos hacen brotar tus fuentes cristalinas.
Tu piel palpita ansiosa y tus muslos me ofrecen sus secretos profundos
mientras tus manos buscan el pincel tembloroso y acarician su recia empuñadura pidiéndome que empiece a perfilarte, pero en la paleta  faltan mil matices y el lienzo aún huele a tela nueva. Deslizo mis dedos por tu monte sagrado y desciendo al geiser ardiente que hierve a los acordes de mi mano .
Entonces, tus claveles reventones se abren en la cima de las blancas colinas, tu aliento huele a licor de fuego y tu piel se encrespa al roce de mi lengua.
Es el momento… mi pincel se baña en tu paleta mientras mis labios, mis manos y mis dientes dibujan, pintan, moldean y desgarran a una nueva mujer, un nuevo cuerpo que tiembla, se encrespa, gime y se derrama prendida al caballete de mis piernas hasta quedar en el lienzo eternizada.



PESADILLAS




A veces me despierto y vivo pesadillas,
me refugio entre las sábanas y cierro los ojos
para no ver la noche, pero el sueño no acude.
Cargo al hombro mi pesada rutina,
mis prejuicios cansinos,
mis andares ajados
y me lanzo a la calle a cazar la vida
pero la vida huye y solo veo niebla,
niebla que se masca, que se enrosca en mi mente
como gélida espuma.

Cierro los ojos y acaricio el sueño
pero el sueño escapa en pos de la utopía,
intento perseguirlos, pero mis rodillas se quiebran
y mis ojos se pierden en la pantalla
de un gran hermano omnipresente.

Tras la absurda jornada de luchas vacías y proyectos fatuos,
me sepulto en la cama y apago los neones
buscando refugio en un sueño que me devuelva a la vida,
que me rescate de la pesadilla
de vivir por miedo a no seguir viviendo
por miedo a despertar y verme reflejado en el espejo,
pero el vórtice me arrastra hacia el vacío
y la espiral, da otro giro hacia la nada.
Se apagan los candiles, se arrían los telones,
más la tragedia prosigue en la trastienda.

ARRUGAS





No me importan las arrugas del cuerpo,
me importan las arrugas del alma,
la barriga de la rebeldía,
la celulitis de la voluntad,
la artrosis de la esperanza.
No me asustan relojes ni calendas,
me asustan los días vacíos,
las noches en blanco,
los años perdidos.
No me duelen los achaques del cuerpo,
me duele la muerte de los sueños,
la agonía de las ilusiones,
el finiquito mortal de la sonrisa.
No quiero ser un muerto en vida,
un entubado al miedo y al silencio,
una charca enfangada y putrefacta,
un zombi a la deriva.
Abre tus alas y volaremos juntos
por encima del tiempo y el espacio.
¡Qué la luz ilumine nuestras vidas
y el calor del amor nos dé energía!,
para buscar más allá de las estrellas
ese universo que intuyo en tu sonrisa.


UN DÍA TE DARÁS CUENTA






Me dices que no te mire, me exiges que no te hable,
que no gire la cabeza cuando te encuentre en la calle.
Me dices que eres pudiente y yo un vulgar emigrante
que apesto a guerra y miseria, a incultura, miedo y sangre
que eres de buena familia que soy un muerto de hambre
y no podría pagarte ni el vestido pa’ casarte.

Pero tú eres mi levante mi cenit, mi mediodía.
Sin ti la vida es más negra que un anochecer a oscuras
que un poniente sin estrellas que un firmamento sin luna...
Un día te darás cuenta que los vestidos de boda
a veces son la mortaja con que la vida te ahoga
que vale más una mano limpia, sincera y abierta
que aquella que te encadena con anillos y pulseras
y luego te echa las llaves y en sus palacios te encierra.

Entonces ya será tarde y habré levantado el vuelo
pa’ construir otro nido libre de miedo y de celos,
donde vivir con mi hembra en libertad y armonía,
donde la gracia del cielo nos bendiga cada día,
donde no alcance tu llanto, donde no lleguen tus risas,
donde tu imagen se pudra y tu recuerdo no exista.



MARINA






Estaba leyendo el poema “Miedo”, de Gabriela Mistral y miraba la carita de mi nieta. Marina está en ese preciso instante en que la crisálida empieza a eclosionar y la naturaleza nos deslumbra con uno de sus más hermosos milagros, la mariposa se transforma en golondrina y más tarde en águila poderosa que dominará los cielos con su fuerza y su belleza.
El cuerpo de niña empieza a tomar formas, madura como una manzana dorada por el sol, pero el verdadero prodigio se está forjando en su alma, los cuentos de niña empiezan a desdibujarse y la rosa despliega su corola y madura su cáliz en el amanecer de una nueva vida. Adquiere consciencia de su cuerpo, de que algo trascendental la empuja hacia el futuro y que ya nada volverá a ser lo mismo. Sus sentimientos y sus deseos empiezan a bullir lentamente, es tremendamente frágil, pero cada día que pasa su alma se templa y la mujer se va abriendo camino a golpes de lágrimas y risas. Sé que estoy perdiendo a mi niña que se está transformando en golondrina, pero también sé que una mujer hermosa, fuerte y dulce como el cariño se está gestando que sus ojos iluminarán todo lo que mire y sus manos encenderán cuanto acaricie.
Una nueva primavera se enciende en el aire y su luz hará arder los cielos en los próximos años. Cuando vea ese águila dominar los espacios con su belleza y poderío sabré con orgullo que algo de mi sangre late en su tierno corazón.


BELLEZA Y PERFECCIÓN


                     



La perfección es una cualidad intelectual, la belleza, una percepción espiritual. Una obra puede ser perfecta y dejarnos fríos y sin embargo, otra cuajada de imperfecciones, puede sacudirnos el alma y eso es en parte, porque la belleza también está en los ojos que la admiran. La belleza es paz y es equilibrio, pero hay otra forma de belleza, es la belleza de la tragedia, la que conmueve, la que sacude, la que desgarra y esa belleza es quizás la forma más sublime de la expresión humana. 
Aquellos que pontifican que no existe poesía sin medida, ritmo y rima son los mismos que solo aceptan la pintura figurativa, la música sinfónica o la escultura hiperrealista, aquellos que exigen que el teatro conste de tres actos y la narrativa de planteamiento, nudo y desenlace. Cada aurora, cada anochecer son irrepetibles, ninguno sigue unas reglas cromáticas, los pájaros del amanecer cantan sin partitura y las manos  esculpen el cuerpo deseado con los ojos cerrados. La belleza no está en el continente, es el aroma que respira el oyente, el brillo que ciega al espectador y el eco que conmueve el alma del lector. La auténtica belleza no conquista la inteligencia del cerebro, conmueve la sensibilidad del corazón.
                                                                          

viernes, 22 de noviembre de 2019

DONDE Y COMO COMPRAR MIS LIBROS


Recibo repetidas consultas de como adquirir mis libros y voy a intentar explicar el método para dejarlo claro definitivamente. En primer lugar os dejo las entradas a los blogs.

http://jardinesdescolgados.blogspot.com.es/
http://lenguasdefuegolibro.blogspot.com.es/

http://poesianecesariaa.blogspot.com.es/
https://versosacantilados.blogspot.com/


En ellos podéis leer reseñas, poemas, comentarios y escuchar los video libros que tenemos grabados, tambien podeis bajaros los ebook totalmete gratis.
Si los libros os interesan y residís en España, me lo podeis solicitar por un mensaje privado o a mi correo electronico,   juanmaromo@gmail.com   y os los enviaré por correo, firmados y dedicados. 

El precio es de 10 euros mas los dos del sello, pero si los envio juntos nos ahorramos el franqueo de uno de ellos, el pago se hace por ingreso a una cuenta corriente una vez recibidos. 
Los que residís en el exterior podeis comprarlos por amazon, los enlaces los encontrareis en cada uno de los blogs, pero os los dejo aquí actualizados.

http://editorialcirculorojo.com/poesia-necesaria/

http://editorialcirculorojo.com/lenguas-de-fuego/
http://editorialcirculorojo.com/jardines-descolgados/
http://editorialcirculorojo.com/versos-acantilados/

Los amigos americanos, podeis comprarlos en AMAZON


https://www.amazon.es/s/ref=dp_byline_sr_book_1?ie=UTF8&field-author=Jos%C3%A9+Luis+Posa+Lozano&search-alias=stripbooks



https://www.amazon.es/pincel-pluma-Jos%C3%A9-Luis-Posa/dp/8413384400/ref=pd_rhf_se_p_img_1?_encoding=UTF8&psc=1&refRID=9B332T41WJ47SJ91VSAS

 Cualquier duda, no teneis mas que consultarme, muchas gracias a todos por vuestro cariño y vuestro apoyo.

Jose Luis Posa